lunes, 29 de enero de 2018

Crónicas de una universitaria bloggera #8- Mi vida acádemica ¿Qué pasó Mabel?

¡Hola a todos mis queridos shakespereanos! ¿cómo están? espero que muy bien, disfrutando de sus vacaciones. Yo por mi parte ya me estoy preparando para todo lo cool que me trae febrero (que por suerte es mucho) y arreglando un par de cosas para el siguiente aniversario *ya les voy avisando, se viene con todo y variado* 
Ahora si, lo que me trae hoy es una clase de excavación arqueológica de una de las secciones que más disfruto de escribir y espero que como antes, lo vuelvan a disfrutar.
¡Nos leemos en los comentarios! 

Estoy, como dije en la intro, muy contenta y emocionada por revivir una sección que me gusta y que disfruto de escribir. Siento que pasaron años desde la última vez que escribí y en el medio pasaron muchas cosas.
Por un lado, encontré una carrera con la que me siento a gusto y a lo que quiero dedicarme de ahora en adelante: edición. Por otro lado me di cuenta de mi facilidad con los idiomas complicados (estuve estudiando bastante de japonés, un poco de chino y casi nada de ruso y coreano) y encontré y adopte métodos de estudio que me resultaron bastante este último cuatrimestre. Por eso, me gustaría estructurar esta entrada en tres secciones: edición, idiomas, tips.

Edición:
Cambié tantas veces de carrera que ya se estaba tornando molesto para mi y para mis viejos (que al fin y al cabo son los que me mantienen) que cuando me anoté el año pasado estaba con todas las dudas. ¿Será esta la definitiva? ¿podré avanzar? ¿abandonaré de nuevo? realmente la tuve difícil en el primer cuatrimestre y yo misma fui la causa de que esos meses fueran una causa perdida. Cuando alguien les diga que el estrés puede enfermarte, le hacen caso. 
Me había anotado en materias que me llamaban la atención y en los primeros meses me esforcé todo lo humanamente posible para demostrarme a mi misma que podía, que era vital para mi dejar de hacerme la boluda y ponerme las pilas. El tema es que mucho de algo, sin descansos, hacen que tu cerebro se sobrecaliente. Necesitaba un nuevo servidor.
Me enfermé con las cuatro plagas del estudiante: ojeras, dolor de cabeza, mal humor y ronchas. No podía dormir porque necesitaba estar adelantada para que, cuando surgieran dudas, pudiera resolverlas a tiempo. Necesitaba estar al pendiente del mail y de las redes por si subían algún tipo de info valiosa...
Conclusión 1: el peor enemigo sos vos mismo.
Estaba tan enfocada en hacer TANTAS cosas al mismo tiempo que no me estaba dado cuenta de que me estaba haciendo daño. Comía  mal (al punto en que baje cinco kilos en dos meses, cosa que asustó a mi mamá como no se dan idea) no dormía más de cuatro/cinco horas, vivía a base de mate y galletitas de arroz, y aunque me de vergüenza admitirlo... le daba más al trago que de costumbre. Además de eso me creía la mujer maravilla y pensaba que con lo mal que estaba podía rendir lo suficiente para cursar cuatro materias con alta carga horaria, hacer japonés, leer y reseñar, bloggear y existir. Ah, y no olvidemos de respirar. 
Conclusión 2: nadie te conoce más que vos, por lo que si pasas por alto la alarma de peligro es tu responsabilidad.
Yo por suerte tengo un ambiente y contención familiar que muchos no tienen, tengo la suerte de contar con padres que me bancan y que no me surge la necesidad de salir a trabajar para mantenerme. Por eso cuando empeoré, me tomé el tiempo para revisar que era lo que estaba haciendo mal.
Conclusión 3: todo en exceso es malo.
Deje las materias que estaba cursando y me recuperé, empecé a ver la manera de acomodar mis tiempos y usar un bullet journal para esquematizar mis prioridades y acomodar mis tiempos. Me sentía más que estúpida, pero al menos pude recobrar parte de lo que había perdido (todavía me falta recobrar dos kilos, pero siempre fui flaca)
Moraleja: todo a su tiempo, en la forma que tiene que ser y nada de estrés a menos que sea inevitable.

Comenzó el segundo cuatrimestre y en base a la experiencia catastrófica que había tenido en la primera parte del año, me plantee los tres mandamientos.

1) Conservar la constancia pero no abusar
2) Ponerme las pilas y no sobrecargarme
3) Todo a su tiempo

Aunque me costó mantenerme firme con estos mandamientos (y la cague un poco al principio) pude lograrlo a pesar de mi ansiedad natural (?) me anoté en dos materias y un semiario, deje una por temas de tiempo y promocioné las dos. No saben mi nivel de felicidad.
Había descubierto cuales son mis tiempos y mis formas, como trabajo mejor y en que horarios, etc. Estaba en mi salsa porque me quedaba tiempo para leer, blogguear y tener vida social. El balance es mucho muy importante.

Me faltan muchas materias que rendir, pero ahora no me siento presionada porque mi cerebro entendió que mis tiempos no son los mismos que los del resto.

Idiomas:
Aunque hace unos cuantos años (si mi memoria no me falla, desde el 2013) tengo muchas ganas de visitar Japón, nunca se me había cruzado por la cabeza estudiar su idioma. Aunque con el inglés me defienda y pueda hacerme entender y entender cosas básicas, no es algo que me sirva en todos lados y mi plan es recorrer.
Entonces empecé con la app Memrise (link de mi experiencia acá) y no paré hasta llegar al nivel tres (después lo tuve que borrar del celu porque estaba sin memoria) y ahora es un objetivo definitivo para este año.
A través de la app también aprendí inglés, coreano y ruso. Y es más que completo así que se los recomiendo mucho.
Mi experiencia se las voy a dejar para la próxima porque merece una entrada especial.

Tips:

  1. Las cosas con calma: aprendé cules son tus tiempos y no te frustres, es mejor hacerlo despacio pero constante.
  2. Armate: encontrá cuales son tus herrramientas, si sos una persona analógica o digital, cuando uno aprende lo que funciona con uno las cosas son más llevaderas.
  3. Primero estas vos: cuidate, nada más simple que eso.


Y eso es todo por ahora
Ustedes ¿como estuvieron a nivel académico el año pasado?



Nos leemos en la próxima entrada,
los quiero!
Image and video hosting by TinyPic

20 comentarios:

  1. Hola Juli.
    No sabes lo feliz que me pone que hayas encontrado tu camino para hacer las cosas de la mejor manera que te funciona a vos porque la verdad es que uno puede leer muchos tips y consejos pero no todos nos funcionan igual. Así que espero que esté año puedas seguir siendo constante y avanzando a tu ritmo pero sin detenerte.

    Por mi parte, la parte universitaria terminó hace rato pero el año pasado estuve con el último año del Instituto de inglés y me di cuenta que a pesar de haber terminado con una nota muy buena... No aprendí nada. Estudié pero no incorpore el idioma y eso me tiene bastante frustrada así que mi objetivo es intentar hacer algo para mantener eso fresco. O mejor dicho para realmente aprenderlo así que mi idea es descargarme memrise o duolingo apenas renueve el celular a ver si eso me ayuda.

    Espero que tengas un grandioso año.
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gime!
      AYS
      Sabes no, que estoy armando una entrada sobre 'mi infierno bilingüe' y todos los encontronazos que tuve con el idioma? a mi lo que me está ayudando muchísimo es leer mangas en inglés y algún que otro libro (ahora estoy con Carry On y en base a este estoy armando la entrada) aunque nunca lo estudié porque tuve italiano en el secundario se me está facilitando demasiado con las series.
      Otro tip es ver anime en japonés y sub en inglés. Es leer y darle sentido y darle pausa cuando haya algo que no entienda.
      ¡besote y gracias por pasarte!

      Eliminar
  2. ¡Hola Julii!
    Me encanta está sección, aunque creo que ya te lo había dicho jeje, así que me alegro mucho que esté de vuelta, a pare de que sos muy divertida para leer jajaja. Que bueno que hayas podido hacer un balance de todas tus cosas para no volverte loca =) El Bullet Journal es una gran solución y espero que algún día nos lo muestres :3 jeje.
    Y que genial también que estés estudiando tantos idiomas! Probé Memrise un tiempo el año pasado pero me colgué, ahora estoy estudiando alemán con un curso que encontré por internet y estoy muy contenta, a ver si consigo completar el A1 este año =)
    Un besoteee, que disfrutes las vacas que quedan! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Arwen!
      Yo tengo muchas ganas de hacer alemán este año (y lo más seguro es que lo haga porque lo puedo elegir como materia de la facultad) y últimamente estoy viendo manga en este idioma que me llama muchísimo (hay varios con temática feminista que están alucinantes pero que tardan ochenta millones de años en traducirse en inglés, ni te digo en español)
      Pronto van a estar viendo mi modesto bullet a traves de la sección 'planea conmigo' este mes colgué porque tenía muchas entradas en la galera y no quería salirme de los días que había dicho que iba a publicar.
      ¡Besote, gracias por pasarte y espero que tengas mucha suerte con alemán!

      Eliminar
  3. Hola Julieta!
    Qué alegría que finalmente hayas encontrado tu camino, las cosas llegan en el tiempo que tienen que llegar, a unos antes a otros después. Que envidia me das con los idiomas, yo por más que intento (el año pasado quise empezar con el francés), no llegué a más de la segunda lección y eso que era de repaso jaja.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María!
      AJJAJA suele pasar, cuando intente con turco no pude y ni decir africano. Hay idiomas que son imposibles. Capaz que no era el momento, pero no te desanimes y seguí intentando si es lo que te gusta ^^
      ¡besote y gracias por pasarte!

      Eliminar
  4. Holaaa
    Que entrada más interesante con tu experiencia, entiendo muy bien por lo que has pasado y me he sentido muy identificada contigo al leerte
    Un abrazo enorme!
    y... ¡MUCHA SUERTE CON TODO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Naya!
      que bueno que te haya gustado ^^
      ¡besote y gracias por pasarte!

      Eliminar
  5. Hola, juli que gusto ya te sientas comoda y feliz con lo que estas haciendo y sip EL ESTRES no es amigo de nadie :( ,yo estoy terminando mi 1er año de carrera y ya he conseguido que me pongan lentes, me declararon con alopecia nerviosa -bc estres- tengo una dermatitis en la piel tambien y he cogido gripe unas 4 veces y pos horrible. Para este nuevo año he de organizarme mejor sino quiero terminar enferma de forma prolongada jajajja

    besos y mucha suerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fey!
      EL ESTRÉS ES UNA PERRA.
      Yo necesito ir al oftalmólogo para hacerme una medición de campo visual porque no veo de lejos, y también me salió sarpullido en reiteradas ocasiones (?
      ¡besote y gracias por pasarte!

      Eliminar
  6. Hola Juli! Me alegra mucho que hayas podido organizar tu vida porque realmente si una no se organiza no vas ni para atras ni para adelante, te quedas estancada y llena de estres. Yo este año me tomé mi tiempo de organizarme, ya que el año pasado como fue mi primer año de facultad no tenia tiempo para nada (motivo por el cual había abandonado el blog), pero aprendí mi lección y lo primero que hice este año fue imprimirme un calendario (no un bullet journal porque no me llego acostumbrar a él y lo termino dejando, en cambio ver todo el mes completo me ayuda más) y ahora estoy planeando todos los días y tengo todo el tiempo que necesito♥

    Amo esta sección! Sigue así!

    Besos♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jaz!
      Yo también uso lo mismo. Tengo uno mensual y otro semanal más a mano por las dudas de que se me pase algo y el bullet lo uso más cuando quiero desarrollar algo o tengo que usar varios items para algún tema. Me ayuda mucho.
      ¡besote y gracias por pasarte!

      Eliminar
  7. Me encantó leer tu entrada. En mi caso me presionan mucho por la universidad. Como todos son re bocho, me pasa de cursar entre 8 y 10 materias por cuatrimestre y, cuando llego a la hora de los finales o no quiero saber nada (porque realmente no puedo con mi vida y necesito descansar) o no puedo porque son DEMASIADAS cosas (y no sé cómo será en tu carrera, pero en la mía no llegan ni a ganchos a darnos todos los libros que deberían entonces nos encajan como 3 o 4 más por materia. Es difícil, porque siempre tuve mis tiempos y, por más que esté estudiando algo que me guste, también necesito tomarme las cosas a mi ritmo. Espero que tarde o temprano lo hagan, porque al final hay muchas cosas que les termino ocultando y la paso para la mier~ Es bueno poder encontrar los tiempos de uno para hacer las cosas~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nami!
      Es un tema complicado el tuyo, porque no solo tenes que cumplir con tus expectativas sino también con la de tu familia. Se que es re mil al pedo decirte que es tu vida y que primero estas vos y tus tiempos (porque sos inteligente y ya lo sabes) pero solo queda decirte que relajes o vas a terminar sobrecargada.
      ¡besote y gracias por pasarte!

      Eliminar
  8. Todos somos muy distintos a la hora de estudiar y de hacer las cosas, eso es verdad, y tenemos que sentirnos cómodos con nuestra vida.

    Yo me anoté en una carrera solo porque me gustaban sus materias (jamás pensé en ejercer la profesión) y aunque me "esforcé" lo suficiente como para ser siempre el mejor promedio de la clase —porque estudié en universidad privada con beca—, nunca pasé noches en vela, tampoco sufrí de dolores de cabeza ni de estrés ni de nada. Mi tiempo libre lo usé para estudiar tres idiomas y hacer otras actividades. Los fines de semana no pisaba mi casa ni por casualidad (siempre de joda con amigos) y bueno, terminé la carrera aunque no me gustaba y para el último año estaba más aburrida que un hongo, porque soy cabeza dura y termino todo lo que empiezo.

    Supongo que todos tenemos nuestras propias espectativas y formas de lograr metas. Yo no me sobre-exijo nunca, pero me gusta destacarme en lo que hago y sé que, si no hubiera tenido el mejor promedio con facilidad, me habría esforzado muchísimo más.

    Mi único problema universitario era la pérdida de tiempo con casi 3 horas de viaje de ida y casi 2 se vuelta al centro todas las noches (turno noche) porque como me marea hacer cosas mientras me muevo, solo podía dormir. Era una gran pérdida de tiempo.

    De todas formas, de las experiencias se aprende. Y estoy segura que más allá de las lecciones de vida, has logrado conocerte mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nati!
      Cada uno sabe cuales son sus herramientas y como usarlas. Y como bien decis, al menos esto me dejo muchas enseñanzas.
      ¡besos y gracias por pasarte!

      Eliminar
  9. Hola Juli! El año pasado fue uno de los más difíciles y desafiantes años en lo académico. Fue, básicamente, un infierno. Fue complicado en muchos sentidos, y no sé por donde empezar.
    Al principio, empecé las clases con la cabeza en otro lado. Mi abuela había fallecido unos meses atrás, y todavía estaba adaptándome al nuevo equilibrio, que venía con nuevas responsabilidades Me tocaron unas materias ABURRIDÍSIMAS y que encima eran larguísimas de leer, pero, obviamente, yo no leí casi en ese momento. Encima, por primera vez iba a viajar a la feria del libro, así que estaba más preocupada por el viaje y las expectativas que la facultad.
    Más o menos en mayo cambiaron las materias de cursado, y me empecé a enganchar un poco más con el estudio, a pesar de pasar momentos muy sensibles, como encontrarme cara a cara con el médico de mi abuela (que no vi desde que me dijo que todo había salido re bien el día antes que se muriera, porque salió re bien pero aún así no bastó). Pero, de todas maneras, empecé a engancharme más, y fue lindo ir un poco más al día y entender más en clase porque los temas eran, al menos, interesantes.
    Vinieron las vacaciones de julio, en las que básicamente me pasé el tiempo diciendo "la semana que viene empiezo a estudiar"... Spoiler: Nunca pasó eso en las vacaciones.
    De vuelta a clases, tuve otras dos tandas de materias diferentes, y a medida que se acercaba el final de cursado, se acercaba la fecha de examen. En julio dije que iba a rendir el primero de diciembre, fecha que luego trasladé al 15. En noviembre, cuando recibí tu mail por el sorteo, no me animé a responderte porque no sabía que me iba a deparar el destino y no quería comprometerme con algo que no sabía si iba a poder cumplir. Si habré sido visionaria, porque mientras estudiaba, cada día iba sufriendo más que el anterior, hasta que el 8 de diciembre tuve básicamente un colapso nervioso. Empezó a la madrugada, mientras intentaba dormirme. Al ver que no podía, me levante y me puse a estudiar, a ver si podía terminar con un tema. Aproximadamente a las 5:30 me dormí, para levantarme a las 7:30 y seguir estudiando. No podía parar, sentía que no llegaba, y entre lágrimas y esa sensación de que uno no da la talla y es un completo inútil, leía una y otra vez el mismo texto, casi sin poder entenderlo. A la noche, estaba tan nerviosa que hice de todo para calmarme, y no sólo tomar una pastilla para ayudarme a dormir, sino que revolví toda la casa hasta que encontré el árbol de navidad y me puse a armarlo. Esa noche dormí más o menos, como todas las que siguieron hasta el 15.
    Estaba TAN nerviosa, pero tan nerviosa que desaprobé. Estaba bloqueada, no podía hilvanar ni dos palabras juntas, y, para ser sincera, las profesoras que me tomaron examen no ayudaban en nada. Así que volví a mi casa, llorando sin consuelo, y alguien me convenció que me presentara la semana siguiente, porque si fuera por mí, la dejaba para febrero de lo quemada que tenía las neuronas.
    Sin embargo, desaprobar me sirvió, ya que la semana siguiente me presenté y aprobé. Estaba más tranquila, más segura y confiada en lo que sabía. Pude pilotear y guitarrear en los temas que tenía flojos. Y aunque fue toda una experiencia rendir 3 días antes de navidad, lo que me convirtió en una de esas odiosas personas que compra todos los regalos el día antes de nochebuena y colma los negocios hasta el tope, sigo conforme de haberme presentado y ganado toooodas estas vacaciones.
    Ese fue mi año académico. Para quien lea este comentario y se lo pregunte, estudio medicina. Si, es un infierno. Pero termina valiendo la pena.
    Espero que el año que viene nos trate mejor!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lulu!
      Mabel querida, la pregunta acá es ¿cómo sobrevivistre a tanto? se nota que tu pasión es la medicina porque muchos, viviendo la mitad de cosas que viviste el año pasado, hubiera echado todo por la borda y terminado internado como mínimo.
      Espero que este año esté lleno de buenas cosas y si venís para la FIL conocernos ^^
      ¡besote y gracias por pasarte!

      Eliminar
  10. Hola Juli, como estas?
    Que bueno que te hayas organizado en esta etapa y puedas hacer las cosas con mas calma. Sin duda, la etapa universitaria es todo un desafio diferente para cada alumno y poco a poco hay que ir aprendiendo a organizarse y a conocerse en ese proceso.
    te deseo lo mejor este año y gracias por compartir tu esperiencia.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Noel!
      Realmente creo que la clave es conocerse a uno mismo y lo que puede dar.
      ¡besote y gracias por pasarte!

      Eliminar

Este blog se alimenta a base de comentarios, no lo dejes morir.
Advertencia: Si vas a comentar ten en cuenta el respeto hacia los demás y el blog.
Gracias